miércoles, 4 de noviembre de 2009

El agua: un recurso finito




A la mayoría de nosotros nos parece natural tener acceso al agua potable. La usamos para todo, la dejamos correr, siempre estuvo ahí y siempre estará, como el aire que respiramos y también así de imprescindible. Sin embargo hoy 1.500 millones de personas en el mundo no pueden gozar de este mismo privilegio y la Organización Mundial de la Salud, advierte que para el año 2025 la demanda de agua potable será el 56% mas que el suministro.

El consumo de agua en el mundo es enormemente inequitativo. Un habitante de EE.UU. consume entre 250 y 300 litros promedio de agua diariamente. Sin embargo, en Somalia sobreviven con menos de 9 litros. En Argentina la cifra es aún mayor: asciende a 370 litros por habitante en Capital Federal y Gran Buenos Aires. Esta cifra casi duplica el promedio de consumo internacional que ronda los 200 litros diarios, cantidad considerada ideal por la Organización Mundial de la Salud. De acuerdo a este organismo, la escasez de agua afecta a una de cada tres personas, en todos los continentes del planeta. La situación está empeorando al aumentar las necesidades de agua debido al crecimiento demográfico, el avance del proceso de urbanización y el aumento de los usos en los hogares y las industrias.

El agua es un elemento vital: es un recurso escaso porque sólo el 3 por ciento del total del agua del planeta es dulce y de ese pequeño porcentaje una parte puede ser potabilizada a un costo razonable. De allí, la importancia de tomar conciencia de la necesidad de cuidarla. Además, la contaminación que causan los residuos domésticos e industriales, la deforestación y las prácticas del uso del suelo, está reduciendo notablemente la disponibilidad de agua utilizable.

Buenos Aires es una ciudad privilegiada porque tiene una gran fuente de agua dulce cerca: el Río de la Plata. Esto, sumado a la falta de medidores está consolidando hábitos de derroche de este recurso en forma crónica y sistemática.

Si Bush invadió y destruyó Irak sólo por petróleo no es descabellado pensar en nuevas “conquistas” por el agua. Las continuas “amenazas terroristas” que los medios de comunicación y EE UU pretenden instalar en la Triple Frontera (Argentina, Brasil y Paraguay), pueden tener otras intenciones: ahí se encuentra el Sistema Acuífero Guaraní, una de las mas importantes reservas de agua subterránea del continente. Tampoco puede ser casual que la mayoría de las bases militares de EE.UU. en otros países se instalen cerca de las principales reservas de agua.

Es necesario tomar conciencia y educarnos para cambiar nuestros hábitos ahora. La mayoría de nosotros o las generaciones futuras, no tendremos agua si no pertenecemos al selecto grupo que podrá pagarla a "Precios de mercado".





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada